PRADA SPRING/SUMMER 2021 WOMENSWEAR SHOW DIALOGUES

PRADA SPRING/SUMMER 2021 WOMENSWEAR SHOW DIALOGUES

El show de Prada Spring/Summer 2021 de womenswear, por naturaleza, un diálogo –el debut de la colección creada de manera conjunta por los directores creativos Miuccia Prada y Raf Simons, una ingeniosa conversación respecto al progreso–. Una propuesta inicial, el primer ejemplo de una infinidad de posibilidades, coloca a Prada dentro de un diálogo entre las diferentes perspectivas de estos dos colaboradores. Una definición y, después, una redefinición de valores e ideología, un análisis fundamental del significado de Prada

Esta temporada, durante un periodo en el que la mediación entre la tecnología y la humanidad se ha convertido en algo vital –acercándonos, incluso cuando estamos distanciados–, la inspiración proviene de esta inevitable e intrínsecamente contemporánea fusión. El proceso detrás de esta colección fue, inevitablemente, moldeado a través de estas necesarias restricciones: la moda como reflejo y reacción de un tiempo en el que fue creada. En un nivel más profundo, la indispensable presencia de la tecnología dentro no sólo de la vida sino de la cotidianidad, ha derivado en un diálogo diferente entre nosotros y la información: hoy, la tecnología es parte de la humanidad misma. 

La colección explora la noción de la uniformidad, valiéndose de múltiples y diversas interpretaciones de ese concepto –un uniforme de Prada, de una comunidad, una representación visual de la identidad, de valores asimilados y compartidos, una manera de pensar–. Las prendas son recortadas, redefinidas y concentradas sin superfluas decoraciones: tops sin mangas, pantalones de corte recto, abrigos en re-nylon industrial, confeccionados utilizando técnicas de alta costura, trajes hechos de lana. 

Las prendas son trazadas alrededor del cuerpo, creadas a mano. Es un gesto innatamente humano que puede ser transformador, traducido a piezas arquitectónicas, desde el corte al tipo de lenguaje. Las obras de arte creadas por Peter de Potter, un colaborador constante de Raf Simons, exploran las ideas del pensamiento y el proceso –regresando, otra vez, a la relación entre la información, la tecnología y la humanidad,  pero también, de forma más amplia, al pensamiento en sí mismo como un primer diálogo interior, para después ser uno exterior, otro intercambio de ideas. Estas son utilizadas para interrumpir y disrumpir las superficies uniformes de las prendas –como herramientas gráficas de contraste, a veces colocadas sobre estampados de archivo Prada, emblemas de un encuentro entre mundos y discursos estéticos–. 

Un componente obligatorio del uniforme es la simplicidad: reconocimiento, reducir las prendas a una esencia, a lo esencial. La envoltura, un rectángulo exacto de tela, es un resultado lógico de este modo de exploración sobre la reducción, un símbolo clave de las consideraciones generales de colección. Propuesta en diferentes telas que conforman la colección –tela tipo jersey, lana, re-nylon, raso duchesse y chiné taffeta–, su intención puede transformar, hablando de protección o decoración, utilidad y ornato. Actos sencillos tienen un significado complejo: el traslado de las piezas hacia diferentes materiales cambia nuestra perspectiva, transformando lo pragmático en sofisticado, y viceversa. La adición de bolsillos en las piezas es un acto de conveniencia –pero en su practicidad, habla sobre vivir la vida, sobre la funcionalidad de la ropa en diálogo con el cuerpo humano–.

La dualidad y la pluralidad siempre han sido inherentes al lenguaje de Prada: yuxtaponiendo diferentes elementos, acercamientos y disciplinas para encontrar una paradójica armonía en la dicotomía. El ambiente físico de este show virtual –concebido por OMA/AMO– es un espacio personal e íntimo, táctil. La tecnología se presenta como candelabros de monitores y cámaras –la decoración y las herramientas combinadas–, animados en un ballet dinámico con figuras que pasan. La música de fondo, compuesta para el show por Plastikman, el músico británico-canadiense Richie Hawtin, incluye los nombres de todas las mujeres que modelan en el show: un grupo totalmente nuevo que nunca ha caminado por una pasarela en el pasado. Se trata del debut para todas ellas. 

Examinando el diálogo entre la humanidad y la máquina, las nociones de instinto y lógica emergen: aunque diametralmente opuestas, las dos forman un diálogo fundacional sobre la creatividad. Ambas son la quintaesencia de Prada –una consideración del mundo, una reacción natural a ese estímulo. Otro diálogo paradójico, reflejando la realidad–.

Descargar Press Release                      Descargar Imágenes

Montserrat Gómez Account Executive, Another Company
Luis Morales Fashion, Lifestyle and Luxury Director, Another Company
Sobre Prada

Prada fue fundada en 1913 por Mario Prada –el abuelo de Miuccia Prada– en Milan, Italia.

Localizada en la prestigiosa Galleria Vittorio Emanuele II, Prada era una exclusiva y elegante tienda de equipaje, accesorios y productos de lujo hechos con materiales finos y de manufactura refinada.

La compañía de lujo ahora fabrica productos, ropa y calzado de piel para hombre y mujer, combinando la sofisticación contemporánea y de vanguardia con artículos únicos y de manufactura sublime. Prada también opera en los sectores de eyewear, fragancias y teléfonos celulares.

La marca Prada es parte de Grupo Prada, una firma poderosa en el mercado de bienes de lujo, así como un ícono corporativo. El modelo de negocios, capaz de combinar los procesos industrializados con sofisticada manufactura a mano, alta calidad y el nivel de detalle elevado característico de la producción de artesanías, impuso un precedente en el mundo.