FONDAZIONE PRADA PRESENTA LA EXPOSICIÓN “L’IMAGE VOLÉE”

FONDAZIONE PRADA PRESENTA LA EXPOSICIÓN “L’IMAGE VOLÉE”

Fondazione Prada anuncia que la exposición grupal “L’image volée” (La imagen robada) se exhibirá en ambos pisos de la galería Nord de su recinto en Milán, Italia, del 18 de marzo al 28 de agosto de 2016. La visita exclusiva para la prensa se llevará a cabo el jueves 17 de marzo de las 9 am a las 12 pm.

Curada por el artista Thomas Demand, la muestra se encuentra dentro de una estructura arquitectónica diseñada por el escultor Manfred Pernice e incluye más de 90 piezas producidas por más de 60 artistas desde 1820 hasta hoy. Con la muestra, Demand busca explorar la manera en que la humanidad depende de modelos preexistentes y cómo los artistas siempre han citado al imaginario existente al crear sus propias obras. Cuestionando las fronteras entre la originalidad, las invenciones conceptuales y cultura de la copia, el proyecto se enfoca en el robo, la autoría, la anexión y el potencial creativo para tales propósitos.

La exhibición presenta tres posibles investigaciones: la apropiación física del objeto o su ausencia; el hurto relacionado a la imagen más que al objeto en particular, así como el acto de robar al realizar una imagen. La exhibición se ha concebido como una exploración excéntrica y poco convencional de estos temas a través de una indagación empírica. Lejos de ser un análisis enciclopédico, la muestra ofrece a los visitantes una vista poco ortodoxa de un viaje de descubrimiento e investigación artística.

La primera parte de la exposición despliega fotografías, pinturas y filmes en los cuales el objeto robado o el objeto desaparecido se convierte en la evidencia del crimen. Dentro de esta selección, se encuentran trabajos que hacen eco directamente a ideas criminales, como el reporte de robo que presentó Maurizio Cattelan por el hurto de una obra inmaterial bajo el nombre, o la alfombra persa Stolen Rug (1969) que Richard Artschwager ordenó fuera robaba para la exposición “Art by Telephone” en Chicago. Otros trabajos evocan la ausencia resultante de un acto de despojo, como el lienzo de Adolph von Menzel, Friedrich der Grosse auf Reisen (1854) al que le fueron removidos los rostros retratados. Otras piezas se basan en la alteración preexistente en ciertas obras, por ejemplo, la pintura Richter-Modell (interconti) (1987) de Gerhard Richter fue transformada en una mesa de café por Martin Kippenberger y Pierre Bismuth para crear la pieza Unfolded Origami (2016), artistas quienes también realizaron nuevas piezas con las obras de Daniel Buren. Todos estos trabajos exploran la noción del control del autor sobre sus propias creaciones.

La segunda parte de la exposición analiza la lógica detrás de la apropiación dentro del proceso creativo. Esta sección inicia con el concepto de falsificación, ejemplificado por la libreta de notas de Günter Hopfinger. La exhibición continúa con la exploración de prácticas cercanas al Arte de la Apropiación, como la pieza de Sturtevant titulada Duchamp Man Ray Portrait (1966), la cual replica un retrato fotográfico de Marcel Duchamp realizado por Man Ray, sustituyendo tanto al autor como al sujeto retratado con ella misma. Otros artistas llevan la lógica de la falsificación al límite, incluso apoderándose de la identidad de otro artista. Algunas otras obras presentan “mejoras” o modificaciones a imágenes preexistentes como las défigurations de Asger Jorn o los collages de Wangechi Mutu realizados a partir de ilustraciones médicas y dibujos anatómicos. Artistas como Haris Epaminonda, Alice Lex-Nerlinger y John Stezaker utilizan postales, fotogramas o imágenes de archivo en sus trabajos. Además, Erin Shirreff y Rudolf Stingel crean sus pinturas o videos usando reproducciones fotográficas de obras del pasado como punto de partida.

Esta sección continúa con un grupo de obras en las cuales los artistas toman elementos prestados de otros medios o lenguajes, o bien, descontextualizan las propias imágenes. En jpeg ib01 (2006), Thomas Ruff altera la imagen proveniente de la web; Anri Sala explora el potencial del cine para revelar dinámicas temporalmente escondidas en Agassi (2006) y Guillaume Paris, en el video Fountain (1994), presenta breves secuencias del filme animado Pinocchio (1940) en un loop.

La primera plata de la galería Nord, también exhibe el trabajo escultural de Henrik Olesen, así como nuevas obras de Sara Cwynar, Mathew Hale, Oliver Laric y Elad Lassry.

La tercera parte de la exposición se encuentra en la planta baja de la galería, siendo la primera vez que esta área se utiliza como espacio de exhibición. Esta subversiva parte final de “L’image volée” explora la producción de imágenes que, por su propia naturaleza, revela aspectos escondidos en un nivel público o privado. John Baldessari, en su instalación Blue Line (Holbein) (1988), inserta una cámara oculta que produce imágenes robadas de los visitantes en el espacio interior y adyacente, reflexionando sobre el rol del espectador; Sophie Calle, en las serie The Hotel (1981), busca combinar el reino artístico con el privado en su búsqueda revelando los detalles íntimos de la vida de algunos extraños.

Otro grupo de obras desarrollan consideraciones sobre asuntos públicos y políticos. En su obra in SOURCE... (1981), Christopher Williams saca a la luz ángulos no oficiales de la comunicación institucional de John Fitzgerald Kennedy, al seleccionar cuatro fotografías de archivo que retratan al presidente estadounidense de espaldas y que, por lo tanto, fueron consideradas como inapropiadas en su tiempo. En las fotografías Americas II, Bahamas Internet Cable System (BICS-1) y Globenet (2015), Trevor Paglen expone la infraestructura de vigilancia masiva y en la parte final de la exposición se presenta una muestra curada por un prominente diseñador industrial y que incorpora herramientas de espionaje usadas por el GDR y la Unión Soviética sobre su población, utensilios que fueron seleccionados por su fotogenia o su racional de diseño, relacionándolas con las computadoras modernas y teléfonos inteligentes. 

Fondazione Prada ha publicado un libro ilustrado para acompañar a la “L’image volée”, el cual incluye nuevos cuentos realizados por encargo a McEwan y Ali Smith, ensayos de Russell Ferguson Christy Lange y Jonathan Griffin, así como textos de Rainer Erlinger y Daniel McClean.

Contacte con nosotros
César Percastre Account Manager, Another Company
Daniela Valdés Account Executive, Another Company
César Percastre Account Manager, Another Company
Daniela Valdés Account Executive, Another Company
Sobre Prada

Prada fue fundada en 1913 por Mario Prada –el abuelo de Miuccia Prada– en Milan, Italia.

Localizada en la prestigiosa Galleria Vittorio Emanuele II, Prada era una exclusiva y elegante tienda de equipaje, accesorios y productos de lujo hechos con materiales finos y de manufactura refinada.

La compañía de lujo ahora fabrica productos, ropa y calzado de piel para hombre y mujer, combinando la sofisticación contemporánea y de vanguardia con artículos únicos y de manufactura sublime. Prada también opera en los sectores de eyewear, fragancias y teléfonos celulares.

La marca Prada es parte de Grupo Prada, una firma poderosa en el mercado de bienes de lujo, así como un ícono corporativo. El modelo de negocios, capaz de combinar los procesos industrializados con sofisticada manufactura a mano, alta calidad y el nivel de detalle elevado característico de la producción de artesanías, impuso un precedente en el mundo.