CAMPAÑA PUBLICITARIA DE PRADA MENSWEAR, PRIMAVERA/VERANO 2020

CAMPAÑA PUBLICITARIA DE PRADA MENSWEAR, PRIMAVERA/VERANO 2020

RITMO OPTIMISTA

En una época en la que ofrecer una definición simplificada de uno mismo parece una ambición universal, Prada disfruta demostrando lo contrario. Eso es, en efecto, más Prada. Los acrónimos se convierten en una metáfora lúdica para abrazar con confianza la indefinibilidad de la idea de Prada. Se yuxtaponen con imágenes que amplifican el desafío de una noción de identidad consistente o convencional.

Un elemento vital en las artes escénicas es el despliegue intencional de dualidad, multiplicidad, constante reinvención y renovación. A través de la música, en el cine, en el escenario, los creativos vuelven a abordar y realinear las percepciones, redefiniendo el yo y su propia invención.

Para dar vida a esto, la campaña de Prada Menswear Primavera/Verano 2020 presenta una trinidad de creativos contemporáneos, personalidades culturales fundamentales del presente y arquetipos de la mentalidad hiperfragmentada del mañana: el músico Frank Ocean, el actor Austin Butler y el director, guionista y productor Nicolas Winding Refn. Cada uno de ellos encarna una única identidad del hombre de Prada, un aspecto, una perspectiva, multiplicada por cada imagen, cada definición. Son representaciones de la legión de individuos que componen el colectivo.

Figuras cuya creatividad está siempre en movimiento y cambiando –pioneros, creadores de mundos imaginados, exploradores de sus propias emociones–, estos artistas modernos son fotografiados por David Sims en Los Ángeles, California. Sin embargo, podrían estar en cualquier lugar y momento, expresando no sólo las innumerables posibilidades sino también la universalidad de los medios elegidos y de la imagen. Las imágenes en sí mismas inventan nuevas personalidades para los retratados, representándolos en diferentes poses, nuevas actitudes, a través de lenguajes fotográficos contradictorios, panoramas y retratos, expresando un movimiento incesante no sólo entre diferentes lugares, sino también entre diferentes estados. La música y el cine atraen a todos en su capacidad de transgredir las fronteras convencionales y convertir los mensajes. Incluso pueden evolucionar más allá del lenguaje, atravesando planos de comprensión, comunicándose más allá de lo que en un principio puede ser percibido como sus restricciones.

Cada uno de estos hombres utiliza palabras para definirse: la letra de una canción, las palabras de un guión. Son un plano, un modelo, para la vida, para vivir, para sentir. Aquí, las palabras se utilizan como un medio para redefinir la imagen, para intentar definir lo indefinible - PRADA. Las siglas están influenciadas por ideas abstractas, pensamientos, nociones: provocan, a veces añadiendo contexto, a veces planteando una contradicción, siempre despertando el pensamiento.

Frank Ocean, Austin Butler y Nicolas Winding Refn llevan la colección de Prada Menswear Primavera/Verano 2020, presentada originalmente en el Minsheng Art Wharf en el East Bund de Shanghai, China, en junio de 2019. Esa ciudad moderna fue utilizada como una vasta y elástica metáfora de una visión de futuro –un futuro optimista– que ahora hemos alcanzado. La moda, la música, el cine: todos están siempre mirando hacia delante, recreándose constantemente, comunicando diferentes mensajes sobre el yo, cambiando las definiciones.

Aquí, hoy, se encarnan la confianza, el positivismo y la posibilidad. Como las palabras que aparecen al lado, estas imágenes, estos hombres, proporcionan una definición de Prada. Sin embargo, cada uno deja el campo abierto a la interpretación y la reinterpretación.

Créditos:
Fotógrafo: David Sims
Talentos: Frank Ocean, Austin Butler, Nicolas Winding Refn
Director Creativo: Ferdinando Verderi

Contacte con nosotros
Alejandro Cerecedo Sr Account Executive, Another Company
Luis Morales Fashion Group Director, Another Company
Alejandro Cerecedo Sr Account Executive, Another Company
Luis Morales Fashion Group Director, Another Company
Sobre Prada

Prada fue fundada en 1913 por Mario Prada –el abuelo de Miuccia Prada– en Milan, Italia.

Localizada en la prestigiosa Galleria Vittorio Emanuele II, Prada era una exclusiva y elegante tienda de equipaje, accesorios y productos de lujo hechos con materiales finos y de manufactura refinada.

La compañía de lujo ahora fabrica productos, ropa y calzado de piel para hombre y mujer, combinando la sofisticación contemporánea y de vanguardia con artículos únicos y de manufactura sublime. Prada también opera en los sectores de eyewear, fragancias y teléfonos celulares.

La marca Prada es parte de Grupo Prada, una firma poderosa en el mercado de bienes de lujo, así como un ícono corporativo. El modelo de negocios, capaz de combinar los procesos industrializados con sofisticada manufactura a mano, alta calidad y el nivel de detalle elevado característico de la producción de artesanías, impuso un precedente en el mundo.