CAMPAÑA PRADA RESORT 2020

CAMPAÑA PRADA RESORT 2020

SIMPLICIDAD SEDICIOSA

Una celebración de lo precioso que es lo cotidiano, una expresión del estilo de vida, un pedazo del ahora. Autenticidad. La campaña Prada Resort 2020 celebra la belleza de vivir, de la realidad, de hoy.

La colección Prada Resort propone un punto de vista alternativo sobre el clasicismo - la idea de la simplicidad como rebelión, de lo extraordinario que se encuentra dentro de lo ordinario, de lo nuevo que se encuentra dentro de lo familiar -, aquí se encuentra una perspectiva fresca, una visión diferente del concepto mismo de la publicidad de moda. La campaña Prada Resort 2020 ya no es una imagen estática y distanciada que se ve a través de la lente de la página o de la pantalla de la computadora, sino que se integra en la vida cotidiana, subvirtiendo la convención al derribar esas barreras. Debuta idiosincrásicamente, no sólo en las páginas de las revistas, sino como algo que hay que experimentar, que hay que vivir. Las imágenes de papel tactil envuelven los ramos fragantes en las floristerías de las principales ciudades del mundo - Londres, Milán, Moscú, Nueva York, París, Shanghai, Tokio - en puntos inesperados, desconocidos, impensados.
Lugares cotidianos llenos de belleza, romance, poesía e historias.

Al igual que con las flores que se regalan entre los seres queridos, la campaña Prada Resort 2020 es un intercambio, un discurso, una conversación abierta. Hay intimidades que compartir. A través de los medios de comunicación social, la campaña literalmente vivirá, como cortometrajes poéticos que animan estas páginas, llevándolas a otra vida diferente. Las propias imágenes están en conversación, la campaña construida sobre la base de la yuxtaposición de dos lenguas diferentes, reflejo de la dualidad y de las múltiples personalidades que integran a la identidad de Prada.

Los dos fotógrafos seleccionados por Prada para documentar esta colección se destacan por sus dicotómicas pero igualmente poderosas representaciones de personalidades - de la humanidad. El neoyorquino Drew Vickers, ha sido aclamado internacionalmente por sus retratos serenos, tranquilos y elegantes que resaltan sensiblemente la tranquila y tierna emoción humana dentro de sus sujetos. Aquí, las fotografías son tanto una expresión del sentimiento de la colección - un retrato de la moda de entonces -. Prada ha optado por contrastarlos con el trabajo del fotógrafo japonés Keizo Kitajima, conocido por su real y dinámica fotografía callejera desde los años setenta hasta la actualidad. Estos últimos capturan los modelos de la campaña en movimiento, realmente vivos, cada uno con un ramo de flores envuelto con fotografías de la campaña. En estas tomas espontáneas e inmediatas, las figuras realizan el mismo gesto que la campaña invita al público a participar en lo cotidiano. Presentadas como dípticos, las imágenes se hacen eco entre sí, así como del mundo fuera del plano de la imagen. Cada emparejamiento muestra sólo dos lados, de múltiples vidas reales.

Esas vidas se ilustran a través de una mezcla de rostros nuevos y conocidos, de diferentes orígenes, hombres y mujeres. Freja Beha Erichsen, Lexi Boling y Sara Blomqvist están acompañadas por Stella Jones, Xiao Wen Ju, Xara Maria, Vik Nahishakiye, Ashley Radjarame, Kyla Ramsay, Toni Smith, Qun Y, Freek Men y Yang Hao.

En un giro, las imágenes de la campaña Prada Resort 2020 reaparecen más tarde, una vez más en el marco de la campaña: envuelven las flores como un bodegón, una doble toma lo suficientemente real como para tacto. ¿Es la realidad borrosa con la fantasía de la imagen de moda, o es la imagen de la moda documentando la realidad antes de que ocurra? A lo largo de este portafolio, el papel de la fotografía es subvertido, tanto grabando el ahora como proyectando un futuro que las imágenes desean promover - como un mnemotécnica de la próxima edición. El elemento unificador es la belleza: una belleza eterna e intemporal, idiosincrásicamente encontrada aquí en cada faceta de lo cotidiano.

#PradaResort20
#PradaSeditiousSimplicity

Contacte con nosotros
Alejandro Cerecedo Sr Account Executive, Another Company
Luis Morales Fashion Group Director, Another Company
Alejandro Cerecedo Sr Account Executive, Another Company
Luis Morales Fashion Group Director, Another Company
Sobre Prada

Prada fue fundada en 1913 por Mario Prada –el abuelo de Miuccia Prada– en Milan, Italia.

Localizada en la prestigiosa Galleria Vittorio Emanuele II, Prada era una exclusiva y elegante tienda de equipaje, accesorios y productos de lujo hechos con materiales finos y de manufactura refinada.

La compañía de lujo ahora fabrica productos, ropa y calzado de piel para hombre y mujer, combinando la sofisticación contemporánea y de vanguardia con artículos únicos y de manufactura sublime. Prada también opera en los sectores de eyewear, fragancias y teléfonos celulares.

La marca Prada es parte de Grupo Prada, una firma poderosa en el mercado de bienes de lujo, así como un ícono corporativo. El modelo de negocios, capaz de combinar los procesos industrializados con sofisticada manufactura a mano, alta calidad y el nivel de detalle elevado característico de la producción de artesanías, impuso un precedente en el mundo.